Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «En el colegio no decía que estudiaba ballet»

Dokumentuaren akzioak

«En el colegio no decía que estudiaba ballet»

Mikel Jauregi, bailarín clásico

Egilea
Helena Rodríguez
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Barakaldo
Mota
Elkarrizketa
Data
2004/04/04

Mikel Jauregi no despierta mucha expectación por las calles de Portugalete. Es un chico de 21 años, alto, estilizado y bien parecido, pero sólo sus amigos le reciben con efusivos abrazos y le preguntan cómo le va por Viena. Sin embargo, en la capital austríaca ya firma autógrafos y es considerado una joven promesa. Desde hace dos años es miembro de una de las compañías de baile más prestigiosas del mundo: el Ballet de la Ópera de Viena, por el que han pasado figuras de la talla de Rudolf Nureyev. Estos días visita fugazmente su localidad natal para celebrar el aniversario de la escuela de danza donde dio sus primeros pasos.



-Portugalete, Bilbao, Stuttgard, Viena. Muchos kilómetros para ser tan joven, ¿no?



-Me ha dado tiempo. Comencé con once años. Estuve dos años y medio en la escuela de danza de Portugalete, cuatro con Jon Beitia, dos en Stuttgard y los dos últimos en Viena. ¿En esta profesión, o empiezas muy joven o se hace tarde!



-¿Comenzó a dar clases por influencia de sus padres o fue cosa suya?



-Siempre me había gustado bailar. Un día vi unos carteles del Arriaga que anunciaban una representación de ballet. Le pedí a mi aita que me llevase y me encantó. Luego le dije a mi madre que me apuntase a clases.



-Con esa edad el resto de los niños juega al fútbol, ¿qué le decían?



-La gente de mi entorno personal sabía que me gustaba el baile y me apoyaba. Pero en el colegio no lo dije porque pensaba que los niños no lo iban a entender. Ahora hago mi vida con mis principios y nada más.



-Con 18 años se marchó a Alemania. ¿Salir de casa le ayudó a madurar?



-Significó un crecimiento profesional y personal muy importante.



-¿Ha tenido que sacrificar algo por el camino?



-No puedes hacerlo todo en la vida y te pierdes algunas cosas como seguir estudiando, salir con los amigos pero ha merecido la pena.



-¿No le da rabia que le valoren en el extranjero mientras que en su país apenas se le conoce?



-Qué se le va a hacer. Aquí no hay compañías. Hay muchos grandes bailarines, no sólo a nivel nacional, sino también en el País Vasco, pero sin un lugar donde trabajar...



-¿Se plantea en un futuro crear su propia compañía?



-Acabo de empezar y aún me quedan por lo menos diez largos años como bailarín. Pero, cuando termine, estaría bien,



-¿Cuánto hacía que no venía a Portugalete?



-La última vez que estuve fue en agosto del año pasado.



--¿No le gustaría venir a su tierra a trabajar con el Ballet de la Ópera de Viena?



-La verdad es que me encantaría bailar en el Euskalduna, pero la compañía es muy grande y montamos obras que cuestan mucho dinero. Lo más cerca que voy a estar en los próximos meses en es Gran Canaria el próximo verano. Pero todo llegará. De momento, vengo a descansar.



LOS DATOS

Nombre: Mikel Jauregi.

Edad: 21

Trayectoria: Dos años en la escuela de danza de Portugalete, cuatro con Jon Beitia, dos en la escuela de Stuttgard. Desde hace dos años, miembro del Ballet de la Ópera de Viena.

Obras como protagonista: 'Romeo y Julieta', 'El Cascanueces'.

Admira a: Manuel Legris, «por su elegancia», y a Ángel Corella «por la ilusión que reflejan sus ojos sobre el escenario».

Dokumentuaren akzioak