Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Creo que dejo el grupo en una situación muy estable y asentado»

Dokumentuaren akzioak

«Creo que dejo el grupo en una situación muy estable y asentado»

Jose Inazio Sarasua, ex-director de Haritz Euskal Dantza Taldea de Elgoibar

Egilea
Constan Nuñez
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Elgoibar
Mota
Elkarrizketa
Data
2000/10/08

- ¿Es este el momento adecuado para dejar la dirección de Haritz Dantzari Taldea?

- Si te casas todo cambia -sonríe-. No, la verdad es que es una decisión muy meditada y pensada hace tiempo. Yo había pensado dejarlo antes pero las cosas se van enredando. Estás buscando el momento y surge una cosa y otra y parece que no puedes desligarte. Hace dos años, que parecía un momento propicio, celebramos el 25° aniversario. Este mismo año, en 2000, a mediados de marzo ya se lo comenté a los dantzaris, pero viene el festival, las fiestas de San Bartolomé... y las cosas se han ido alargando hasta casi finales de año. De todas formas, pienso que este es el momento. El grupo está en una situación muy estable, muy asentado y yo creo que he cerrado mi etapa al frente del grupo. Por eso, me parece que es el momento propicio para dar el relevo a otras personas.

- Hace quince años la situación del grupo Haritz era bastante diferente. ¿En que se ha centrado su actuación en este tiempo?

- Yo he participado con el grupo desde su nacimiento, hace 27 años. Hace quince años se vivió un vacío, que espero que no se repita. El grupo no tenía músicos y en una reunión con el Ayuntamiento se planteó que yo, que estaba también en la banda de txistu, entrara en Haritz como una fórmula para cubrir esa falta de txistularis. Yo planteé un programa a corto plazo en función de la gente que entonces estaban en el grupo. En aquel tiempo, lo que solíamos hacer era ir a ver grupos. Nos tragábamos todas las actuaciones que había y vimos claro que había dos tipos de grupos. Los que cuidaban el detalle y la preparación de los bailes, y el resto, que hacíamos lo que podíamos. En estos años, nos hicimos una idea de lo que queríamos. Para ello, veíamos imprescindible renovar el acuerdo con el Ayuntamiento. Su vinculación era imprescindible porque con la subvención que daba entonces justo llegaba para pagar el autobús. El grupo no tenía un duro ni para hacer alpargatas. El otro pilar importante fueron los contactos con otros grupos.

Desde el principio, teníamos relación con Andra Mari de Galdakao y hace quince años empezamos a trabajar con Elai Alai de Portugalete y Juan Antonio Urbeltz, grupos y personas importantes dentro de la danza, que nos ayudaron y que hasta nos dejaron ropa para bailar. Entonces, lo que hicimos fue recorrer el camino en el que estos grupos habían empleado 30 años y hacerlo en 3 o 4 años. Hoy no voy a decir que estamos a su altura, pero bailamos juntos.

Objetivos cumplidos

- ¿Estos objetivos se han cumplido?

- Yo creo que los objetivos que nos marcamos en el inicio los hemos superado con creces. Para ello, lo esencial ha sido la gente que está en el grupo. También lo es que Juan Antonio Urbeltz contará con nosotros desde el principio para sus espectáculos y, si lo hacía, era también porque sabía que aquí contaba con un grupo de gente disciplinada y dispuesto a hacer cualquier cosa. En aquella época, no nos planteábamos bailar en el Victoria Eugenia o en el Arriaga y hemos tenido la suerte de poder hacerlo, de ir a Madrid o bailar en Bélgica o Francia. Nosotros, entonces, nos conformábamos con que las mismas actuaciones en el pueblo tuviesen otro carácter. Que no ocurriera como aún ocurre en pueblos no muy lejos de aquí en los que la gente se ríe con los dantzaris.

- ¿Le queda algún tema pendiente de completar en estos momentos?

- Sí. Siempre he tenido muy clara la necesidad de crear una escuela de danza a nivel del Bajo Deba. Se han dado los primeros pasos, se han puesto los cimientos pero falta que esa idea se materialice. Hemos pasado de tener nuestras envidias y rencillas a colaborar. Ahora lo normal es que los dantzaris de Elgoibar actúen junto con los de Eibar en la sokadantza de 'Sanjuanes' o en la de los 'Sanroques' de Deba. Esto me parece importante. Creo que es más importante sumar que restar para avanzar y creo que los tres grupos hemos salido reforzados de este proceso.

Nueva era

- Jose Inazio Sarasua ha sido la cabeza visible de Haritz Dantzari Taldea durante quince años. ¿A su sucesor le resultará fácil continuar la labor?

- No creo que Jon Lizarralde vaya a tener ningún problema. Está en el grupo desde siempre y controla totalmente la parte técnica. Tal vez tendrá que acostumbrarse a esa nueva faceta de ser la 'cara' del grupo, pero nada más. Por suerte, el grupo está maduro. La gente sabe perfectamente lo que tiene que hacer y cómo hacerlo y eso ya es mucho. Yo me he dado cuenta de, como al principio estaba nervioso antes de las actuaciones, ahora todo está preparado.

Dokumentuaren akzioak