Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka 66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Dokumentuaren akzioak

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Sobre las tres de la tarde los mozorros se adueñaron de una abarrotada Plaza de Zubieta como colofón a la jornada. 30 joaldunak zubitarras recibieron la visita de los 36 llegados desde Ituren y Aurtitz

Egilea
Alicia del Castillo
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Zubieta
Mota
Albistea
Data
2010/02/03
Pasado el mediodía, en el estalpe del Ostatu de Zubieta comenzaban a vestirse. Primero era el turno de los más pequeños y hasta siete se colocaron ayer los cencerros. Tras ellos, 23 mayores se ayudaban mutuamente a ponerse las pieles ceñidas a los riñones sobre las que van los joares. En el caso de los zubitarras, no llevan una segunda pelliza sobre los hombros -como ocurre con los joaldunak de Ituren y Aurtitz-, lo que ayer agradecieron, ya que la jornada lució soleada.
Tras dar unas vueltas por la localidad, que ayer estaba completamente abarrotada -más de cinco autobuses dejaron a niños y adolescentes en Ituren y Zubieta- tomaron el camino a Ituren, hasta llegar al molino.
Participantes
Este año hasta cinco chicas zubitarras se animaron a colocarse los cencerros: Maritxu Santxez y Ane Ansó, de 11 años; Olaia Loiarte, de 13; Olatz Baleztena, de 14 y Mikele Etxekolonea, de 9. Abrían las dos hileras que forman los joaldunak, los dos más veteranos, Marcos Juanikotena, de 71 años, y Juanito Santesteban, de 56.
Cuando llegaron hasta el molino acompañados por algunos mozorros les tocó esperar casi media hora a sus vecinos. Sobre las dos y media de la tarde se producía el esperado encuentro. 36 joaldunak llegaban desde las vecinas Ituren y Aurtitz, para enfilar todos juntos, el camino de regreso a Zubieta.
Cuando llegaron a la Plaza, los zubitarras repartieron las tradicionales opilas. Para entonces la Plaza ya estaba ocupada por numerosas carrozas de los mozorros, algunas llegadas desde Ituren, que este año rociaron a los visitantes con líquidos y también les echaron trozos de pescado. La Plaza se transformó y el sonido de los joares se unió al de las motosierras, para dejar una imagen esperpéntica.
Es el carnaval rural más especial, al que cada año acuden cientos de personas, como quedó constancia ayer en Zubieta.
66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Marcando el paso. Los zubitarras tuvieron que esperar más de media hora a que sus vecinos llegaran al molino. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Chicas. Cinco salieron ayer a tocar en Zubieta. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Mozorros. Tomaron la plaza con sus carrozas. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Veteranos. Marcos Juanikotena y Juanito Santesteban. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta
66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Chicas. Cinco salieron ayer a tocar en Zubieta. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Mozorros. Tomaron la plaza con sus carrozas. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

Veteranos. Marcos Juanikotena y Juanito Santesteban. :: A.D.C.

66 joaldunak se dieron cita en Zubieta

 

 

 

Dokumentuaren akzioak