Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka 1926. Los niños bailan en torno a un árbol

Dokumentuaren akzioak

1926. Los niños bailan en torno a un árbol

La calle de la memoria

Egilea
Mikel G. Gurpegui
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Albistea
Data
2006/06/23

Hubo muchos años en que bailaban en torno al árbol niños dantzaris, tiempos en que se prescindió de la quema del árbol por considerarse peligrosa para las casas de la plaza, como recordaba Javier María Sada el otro día, y hasta momentos, como en 1916, en que la cita se suprimió directamente porque «era fiesta de incultura, de instinto cruel, era un auto de fe...».

Viajamos en el tiempo hasta la víspera de San Juan de hace ochenta años, a la «San Juan Jaya 1926», como podía leerse en una orla de hojarasca que se colocó en la plaza. Una tarde en la que los niños, divididos en dos grupos, los aurreskularis y los dantzaris txikis, eran los protagonistas de la tarde.

Según un relato posterior en la sección Koxkas, «poco antes de las seis de la tarde los juglares del Ayuntamiento vestidos de gala acompañaron a los dantzaris txikis desde las dependencias municipales de la calle Garibay, donde estaba la Academia de Danzas Vascas, hasta la plaza. Poco después, llegaba a ésta el clero de San Vicente presidido por el párroco don Vicente Barrena, precedido por la Banda Municipal. El coadjutor reverendo Ormazábal leyó la epístola de San Juan, procediéndose después a la bendición del árbol, retirándose a continuación el clero mientras se interpretaba por la Banda la marcha de San Juan».

Dieciséis parejas de niños y niñas encabezados por Anita Torregaray y Federico Revestido bailaron en 1926 el aurresku infantil, que concluyó con todos en kalejira, bailando en torno al árbol en llamas.

Tras un pot-pourrí de músicas vascas a cargo de la Banda Municipal que entonces dirigía el maestro Ariz, «actuaron los dantzaris txikis que capitaneaba Olegario Garín, un mocete de diez años (...). Ejecutaron varios bailes zaldiviarras, el makil-dantza, el jorrai-dantza y la danza de las rodelas. Todos ellos lo hicieron a la perfección, poniendo de manifiesto la gran labor que desarrollaba el maestro José Lorenzo Pujana así como los directores de los aurreskularis Ramón Zapirain y Juan Ignacio Uranga».

Dokumentuaren akzioak