Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka 150 años de historia en un espectáculo emocionante

Dokumentuaren akzioak

150 años de historia en un espectáculo emocionante

Los gigantes bailaron junto a diversos dantzaris y grupos de música

Egilea
Sonia Macías
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2010/09/19

Una plaza a rebosar de familias, abuelos, padres, y, sobre todo, niños, muchos niños, presenció durante alrededor de hora y media una función que mezcló bailes, sonidos de estilos variados e imágenes del pasado de la Comparsa y sus orígenes. Las 14.000 personas que ayer abarrotaron el coso pamplonés aguantaron, contra todo pronóstico, el intenso frío nocturno y, a pesar de los pequeños inconvenientes que fueron surgiendo durante la actuación, corearon y animaron a los protagonistas sin descanso.

Y es que no fueron pocos los inconvenientes que se fueron presentando a lo largo de la representación. El espectáculo, que comenzó con media hora de retraso debido a un problema con las imágenes que pretendían proyectar en dos pantallas, salió del paso gracias al incondicional apoyo de la gente. El público, que llevaba casi una hora esperando a ver bailar a los gigantes, se empezó a poner impaciente, pero una vez que los miembros de la comparsa informaron de que a pesar de todo iban a salir a escena, la gente se vino arriba. Posteriormente, a mitad de la función, cuando un grupo de niños y niñas fue a salir a cantar y bailar con sillas de madera, el sonido se cortó interrumpiéndose la actuación. No obstante, los gigantes salieron del paso e improvisaron ante el numeroso público allí congregado.

RECUERDOS La representación, titulada Los Hijos de Amorena, hizo, así, un repaso a la historia de los gigantes desde sus inicios, y a su evolución, siempre ligada a las fiestas de San Fermín. Imágenes de un ficticio Amorena escribiendo la petición de crear las figuras al Ayuntamiento, recreaciones de los inicios de los gigantes bailando en las fiestas, y fotografías antiguas de la comparsa se fueron intercalando con los bailes de los 8 reyes de los 4 continentes. A ellos se fueron sumando también en diversos momentos los cabezudos, kilikis y zaldikos y varios grupos de dantzaris jóvenes e infantiles. Todos ellos crearon un espectáculo que hizo brillar de emoción las miradas de los más pequeños, que disfrutaron como los que más con la original puesta en escena, adornada, por otra parte, por luces de diversos colores.

El espectáculo, quizá un poco largo para los más txikis, fue, no obstante, un completo homenaje a las figuras de cartón piedra. Aunque no faltaron tampoco las menciones a personajes pamploneses de relevancia como Hilarión Eslava o Pablo Sarasate, o el homenaje al recientemente fallecido Valentín Redín, entre otras cosas referente del teatro pamplonés desde que en 1970 fundara el grupo El lebrel blanco. La representación contó también con la participación de varios grupos de dantzaris jóvenes, que bailaron en torno a los gigantes, mientras éstos hacían lo propio en el centro de la plaza. Asimismo, los famosos dibujos de Kukuxumusu sirvieron de hilo conductor para contar la historia de los reyes de la comparsa a los más pequeños.

La jota Que hizo a San Fermín Llorar, entonada por Izaskun Yaben, y los bailes de las figuras junto a grupos de danzas como el Duguna dantza taldea y el Oberena dantza taldea fueron ampliamente ovacionados. Como colofón a este enorme espectáculo preparado intensamente por la comparsa se dispararon fuegos artificiales de colores que hicieron estallar de alegría a los txikis allí congregados.

 

Dokumentuaren akzioak